RG Studio

Clínica Virgen de los Ángeles



El proyecto surge de la necesidad de los clientes de trasladar su actual Policlínica a un local mayor. Una vez encontrado el local, la premisa es generar espacios amplios, luminosos, agradables y confortables, que inviten a la relajación en esos momentos de tensa espera previa a la visita al médico o al psicólogo. Para ello, se genera un amplio acceso con los espacios de recepción y sala de espera totalmente diáfanos, y un ancho pasillo central con consultas a ambos lados que desemboca en un espacio mayor, separado únicamente por dos livianas hojas correderas de cristal, que acoge el gimnasio y la zona de trabajo del fisioterapeuta. Al fondo, un espacio para personal, con vestuario y un pequeño office. En la parte derecha del pasillo, para romper la longitudinalidad, se intercala un patio interior con luz cenital, decorado con una cascada de agua que vierte sobre una alberca y un pequeño jardín oriental.

Entre los materiales predomina la transparencia del cristal, conservando la privacidad de cada consulta mediante su tratamiento al ácido, con tonos blancos neutros en la tabiquería a los que el tono aturquesado corporativo aporta una nota de color en zonas puntuales. Todo ello bañado con una iluminación óptima pero discreta, y vestido con mobiliario sencillo en tonos blancos mayoritariamente.

Para la fachada, igualmente predomina el vidrio y los tonos blancos (de Corian en este caso), así como la nota de color corporativo que aporta el rótulo superior.